Imágenes Normales

Principal Arriba Aspectos Técnicos Imágenes Normales Conformación Torácica Signos Alteración Interpretación


Imágenes normales 

Describiremos aquí las principales y más fácilmente distinguibles imágenes cardiovasculares, a las que sumamos aquellas del aparato respiratorio de indispensable referencia para el radiodiagnóstico cardiográfico. Hemos optado por una ilustración basada en esquemas, proponiendo su uso como simple guía frente a las placas que observemos en el negatoscopio.

El corazón se proyecta como una sombra de opacidad uniforme que se distingue netamente entre los campos pulmonares radio lúcidos. 

Su imagen reconoce en la posición  LL una forma aproximadamente triangular que se extiende entre el 3er y 6to espacio intercostal, ocupando las 3/4 partes de la altura torácica partir del esternón. Inclinada de arriba a abajo y de adelante a atrás, su eje longitudinal forma con la línea esternal un ángulo medio de 55-60 grados (Fig. 1).

Muestra un borde craneal (a) curvado a convexidad anterior y otro caudal (b) más o menos recto y vertical, ambos bien definidos. La punta o ápex (c), proyección del vértice ventricular izquierdo, se aprecia libre o superpuesta a la curvatura diafragmática (d), dependiendo del momento del ciclo respiratorio y del grado de distensión abdominal.

El borde dorsal es por el contrario escasamente marcado, por superponerse a la proyección auricular, el pediculo vascular y estructuras del aparato respiratorio.

En la incidencia LL es distinguible la proyección  del arco aórtico (e), que emergiendo del ángulo cráneo dorsal de la imagen cardiaca  se continuo con la aorta descendente por debajo de las vértebras dorsales; de una radiopacidad inferior a la del músculo cardíaco presenta bordes netos y paralelos. Por debajo del arco aórtico y dirigiéndose hacia atrás y arriba se visualizan, en superposición con sus respectivas venas, las arterias pulmonares de los lóbulos diafragmáticos o caudales (f), en tanto que la imagen de la vena cava caudal emerge de la sombra diafragmática para unirse a la silueta cardiaca en el tercio superior de su borde caudal (g).

La vena cava craneal forma parte de la denominada sombra mediastínica (h)craneal, que comparte con otros órganos torácicos como el tranco braquiocefálico. observándose inmediatamente por debajo de la imagen tubular radiolúcida de la tráquea (i). De buena radiopacidad alcanza la silueta cardiaca a nivel del ángulo craneodorsal de la misma, dando lugar a una tenue depresión conocida como  cintura cardiaca craneal (j). Una imagen similar se observa sobre el borde cardíaco caudal, a nivel de la proyección de la  junción atrio ventricular izquierda : la cintura cardiaca caudal (k). Son fácilmente distinguibles también las arterias (l) y venas (m) que sirven a los lóbulos pulmonares craneales o apicales, izquierdo y derecho, particularmente estos últimos, que se proyectan más nítidamente, localizándose por delante y abajo de sus homólogos.

Por último señalaremos que el punto de la bifurcación traqueal o carina (n) se traduce como un neto circulo claro, ubicado en el borde dorsal del corazón en el 5to espacio intercostal, del que emergen superpuestos, hacia caudal y dorsal, los espacios radio lúcidos correspondientes de los bronquios principales o mayores, de paredes no distinguibles en condiciones normales, cuya luz solo es perceptible en placas de alta definición (o).

La ubicación relativa de las cámaras cardíacas, en buena parte superpuestas en la proyección radiográfica y su relación con los bordes permiten diferenciar en la imagen  cardiaca dos mitades: una  craneal que corresponde aproximadamente al corazón derecho y otra caudal al izquierdo, ambas conformadas en su parte dorsal por las aurículas y en ventral por los ventrículos (Fig.2).  

 

rxfig3.jpg (30661 bytes)

En posición DV (Fig.3) el corazón se traduce como una imagen ovoidea con la punta dirigida hacia la izquierda, con un ángulo de inclinación de 30 grados respecto de la línea media. Presenta en esta incidencia un mayor grado de superposición en la conformación de las imágenes, razón por la cual una excelente definición será necesaria para distinguir todas las estructuras visualizables. La silueta cardiaca se extiende desde el 3er espacio intercostal hasta el 8vo, alcanzando en ocasiones el 9no.  

El polo craneal de la imagen cardiaca (a) esta formado principalmente por el pediculo vascular en el que se detectan fácilmente el arco aórtico (b) y con mucho menor grado de diferenciación los otros troncos arteriales que lo conforman. La aorta se superpone en su trayecto hacia caudal, a la proyección cardiaca. La vena cava craneal emerge a derecha de la sombra cardiaca en dirección a la entrada del tórax, incluyéndose en una imagen mediastínica (c) radiograficamente  mas tenue que en LL. Sobre la zona craneolateral izquierda, a nivel del cuarto especio intercostal, se puede visualizar la imagen del tronco principal de las arterias pulmonares , representado por una pequeña y sutil convexidad (d).

El borde izquierdo del corazón (f), menos curvado y más próximo a la pared costal que el derecho, es de corte neto y liso  El borde derecho (g), curvo y neto recibe en su tercio inferior, la imagen de la vena cava caudal (h) que emergen de la opacidad diafragmática.

La proyección radiográfica de las cámaras cardíacas, se presenta mucho más superpuestas que el LL, debiéndose destacar que todas las cámaras participan en la configuración de los bordes de la silueta cardiaca, a excepción de la aurícula izquierda por su localización central (Fig.4).

rxfig4.jpg (27027 bytes)

 

E - Mail

Consultas


Este material multimedia fue compilado y diseñado por CIAC Digital para el Centro Latino Americano de Educacion A Distancia (CLADEAD).  Por consultas dirigirse a info@cladead.org - www.cladead.org  

 

Cardiología Veterinaria

E. Rimbaud - 2002